Nuestra Historia

NADIE DIJO QUE EMPRENDER FUERA UN CAMINO FÁCIL

Hacia tiempo que no publicábamos nada, y la verdad es que emprender, NO  ES NADA FÁCIL.

Pues bien tras habernos escapado unos días lejos de casa, (una escapada totalmente necesaria) desconectados y respirando aire fresco, hemos vuelto con ideas y aunque la vuelta al trabajo no ha sido nada fácil, nos quedamos con esa sensación de haber disfrutado al máximo de nuestro viaje.

Estuvimos en un lugar mágico, lejos de la ciudad, donde por fin pudimos respirar y cargarnos de energía… DE LA BONITA.  El lugar muy recomendable (Gistain, en Huesca), donde nos hospedamos en una casa rural súper bonita inspirada en un castillo de la edad medieval, también os la recomendamos se llama “Casa Fontamil”.

Nos apetecía mucho  compartir con vosotros la foto que publicamos en el mail, donde os mostramos nuestra cara de felicidad y superación tras habernos marcado un reto, que era subir a lo alto de una de las montañas del Pirineo Aragonés y poder disfrutar de nuestro bocadillo observando la naturaleza.

Y me gusta esta foto porque la he relacionado mucho con nuestro objetivo de emprender en nuestra marca.

No se si te has planteado alguna vez … ¿me gusta lo que hago?, ¿es mi propósito de vida?, ¿podría dedicarme a algo que realmente me apasiona?

Como ya comenté en el post anterior, estas preguntas son las que nos abordaban día tras día, y  como veis muy valientes nosotros, decidimos empezar la aventura y la verdad esta siendo como ese camino hacia la montaña.

Empezamos dibujando, algo que resulta muy cómodo, todavía no estábamos constituidos como empresa y solo eran ideas que iban fluyendo. Esta parte es súper divertida, puedes plasmar en tus camisetas tus sueños, inspiraciones etc. Tener ideas es genial, son gratis y hace que despertemos nuestra parte creativa.

Pues bien, tras unos meses de tener varios dibujos y ver el feed back de amigos y familiares decimos entrar en un espacio de networking, quien nos recibió de una manera brutal. El espacio se llama Cocreate y esta situado en la ciudad de Valencia. Necesitábamos el poder consultar con alguien los pequeños pasos que necesitábamos dar. Os cuento esto porque es súper recomendable, conoces gente que te entiende, y te pueden aportar ideas y ayudar en muchas cosas. Nuestro mentor nos marco nuestros primeros pasos (aunque al final nos hemos lanzado saltándonos unos cuantos ¡error!, y además conocimos a una diseñadora gráfica que nos ayudo a desarrollar nuestra imagen de marca.

Hasta aquí el terreno es llano y no sufrimos, disfrutamos de las vistas y empezamos a conocer gente.

Nos empiezan a surgir muchas ideas, de como queremos enfocar nuestro proyecto. No nos gusta ser como los demás, ni coger el camino sencillo, así que decidimos apostar por una marca con valores que defenderemos a capa y espada. Nuestro objetivo: mostrar al mundo que un cambio de hábitos es posible  y ayudar a las personas a cambiar la manera de consumir ¿arriesgado verdad? Y es que ir andando sobre terreno llano, no es lo nuestro, a nosotros nos gustan los retos, el desnivel, la nieve y por ello decidimos investigar acerca “slow fashion” o moda orgánica, y sobre todo acerca de los diferentes tejidos. Con toda esta labor de investigación descubrimos un mundo maravilloso, un grupo de gente con la que poder compartir y aquí es cuando nos dimos cuenta de quienes queremos ser y hacia donde queremos ir. Empezamos a descubrir toda la contaminación y todo el plástico que hay en el mar, tema que empieza a preocuparnos de una manera importante, ya que nosotros somos amantes del mar, de ahí nuestra imagen de marca.

Y siendo firmes a nuestro objetivo, no ser patrones de moda e ir en contra de las tendencias, surge nuestro nombre comercial “Atrend Organic Clothes”. Una marca con diseños “atemporales”, que promueva un consumo responsable y que ofrezca productos elaborados a partir de materiales orgánicos o reciclados.

Pero como os comenté, emprender nos es nada fácil, el inicio del camino es muy bonito, pero te vas fijando retos y metas y la cosa empieza a complicarse, y es que sin riesgo y aventura, no seria un camino divertido.

Hasta aquí la primera parte de nuestro camino, ahora empezamos con las dificultades, pero estamos preparados, sabemos lo queremos y queremos luchar por ello.

Ya tenemos registrada nuestra marca y elegidos de forma minuciosa nuestros materiales y proveedores, que hacen que podamos ofreceros un producto acorde a nuestra filosofía y valores. Pero empiezan a aparecer dificultades que estamos intentando resolver

Volviendo a esa ruta hacia lo alto de la montaña, cuando empezó a complicarse el camino, hubieron un par de veces que intentamos tirar la toalla y no avanzar, pero nuestro deseo de  llegar hasta arriba era tan grande que seguimos hacia adelante, y cuando lo conseguimos “valió la pena” ¡y tanto!…

Ahora cada vez que queremos tirar la toalla, pensamos en esa ruta y seguimos luchando en busca de nuestro éxito. Por ello nos gustaría poder contaros todas las dificultades que encontramos en nuestro camino, y quizás  si estáis emprendiendo poder animaros a que sigáis luchando.

Síguenos en esta aventura y hagamos un equipo. ¡¡Nosotros te entendemos!!

Animo y a por todas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *